CONDUCCIÓN BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

¿Ha sido acusado del delito de conducir bajo la influencia del alcohol? ¿Tiene un problema penal? Nuestros abogados penalistas de Barcelona han hecho este artículo para ofrecerte  información básica sobre las consecuencias criminales de conducir en estado de ebriedad.

Definición

De conformidad con el artículo 379 del Código Penal, un conductor de un vehículo motorizado o ciclomotor ha cometido el delito de conducir en estado de ebriedad cuando se prueba que conducía bajo la influencia de drogas tóxicas, narcóticos, sustancias psicóticas o bebidas alcohólicas. Esta no es una lista cerrada. Incluye cualquier sustancia que tenga un efecto negativo en la conducta de una persona, ya sea una que la altere de manera mental o física, creando mediante su conducción un peligro para la vida y la salud de terceros.

La fiscalía debe probar que usted cometió este delito y lo hacen con una serie de pruebas como el testimonio de la policía o los resultados de un drogotest. Los alcoholímetros y drogotest son pruebas analizan su sangre, orina y aliento para determinar si ha excedido los límites legales. Estas pruebas no siempre se llevan a cabo de manera precisa y justa, por lo que los resultados a veces pueden ser incorrectos y no concluyentes. Nuestros abogados penalistas de Barcelona lo ayudarán a impugnar las pruebas si consideran que los resultados de los test no son fiables.

Según el artículo 380, una persona que se niegue a la prueba será acusada de un delito de desobediencia grave. Por lo que la opción de negarse a que le practiquen la prueba del alcoholímetro finalizaría igualmente en condena para usted.

Es importante tener en cuenta que los barcos, helicópteros, ciclomotores y automóviles están clasificados como vehículos motorizados y, por lo tanto, los límites se aplican a todos los vehículos cuando están en uso.

Los límites de tasa de alcohol según la ley española son:

  •  0.6 miligramos por litro de aliento
  • 1.2 gramos por litro de sangre

Sanciones

De conformidad con el artículo 379 del Código Penal, una persona que haya estado conduciendo bajo la influencia de la ley española puede ser castigada con la pena de:

  1. prisión de tres a seis meses,
  2. una multa de seis a doce meses, o
  3. servicio comunitario de treinta y uno a noventa días.

Y, en cualquier escenario, será también castigado con la privación de su derecho a conducir vehículos motorizados y ciclomotores por un tiempo de más de un año y hasta cuatro años.

Pruebas

En relación con el alcohol, es de gran importancia que se le haya ofrecido la prueba del alcoholimetro para medir el alcohol en aire además de haber tenido la opción de hacer un análisis de sangre u orina para contrastar. Las pruebas solo son válidas si los funcionarios que realizan las mismas cumplen con las debidas garantías. Siendo requisitos mínimos a nuestro entender, los siguientes:

  1. Existe la necesidad de realizar una prueba de Etilometro en la persona acusada. La maquina debe ser homologada.
  2. Debe darse opción a una segunda prueba y la oferta de un contra-análisis.
  3. Las pruebas deben realizarse con inmediatez, publicidad, oralidad y contradicción.

Los resultados de su prueba no pueden eliminarse hasta que se haya confirmado que cometió un delito.

Si alguno de los requisitos anteriores no ha sido seguido adecuadamente, nuestros abogados de Barcelona pueden utilizar esos errores como argumentos de defensa. Si no se han respetado los anteriores requisitos podría ocurrir que los resultados de su prueba de alcoholemia no sean concluyentes por lo que si usted cree que alguno de los anteriores casos podría aplicarse a usted, póngase en contacto con nuestro despacho de abogados en Barcelona o Madrid. Nuestros abogados podrán seguir una estrategia legal para obtener el mejor resultado posible a su caso.

Exenciones

No es habitual que haya una exención al delito de conducir bajo la influencia de alguna sustancia tóxica. Esto es así porque casi siempre habrá alternativas que no implican conducir bajo los efectos. Si se encuentra en una situación en la que no hubo una opción alternativa, comuníquese con nuestro equipo legal que puede asesorarlo sobre las formas en que podría sobreseer su caso. Correspondería a un juez decidir si su pena debería atenuarse o se le exime del delito.

Conclusión

La normativa en relación con la conducción en estado de ebriedad es compleja y, por lo tanto, si alguna vez se le acusa de este delito, debe buscar asesoramiento legal con un abogado competente y con experiencia en una etapa temprana. Es importante recordar que en algunos casos, también la policía pueden cometer errores y, por lo tanto, es importante asegurarse de que haya sido acusado de manera justa.

Nuestros abogados penalistas pueden ayudarlo con su caso en Barcelona, Cataluña u otras áreas de España.

Si necesita más información o asesoramiento legal, no dude en ponerse en contacto con nuestros abogados. Puede ponerse en contacto con nosotros utilizando el formulario de contacto de la web, enviando un correo electrónico a info@pineradelolmo.com, por Whatsapp si está en España al 675 58 14 62 o si está en el extranjero al (+34) 675 58 14 62 o llamando al teléfono 93 514 39 97 poniendo el prefijo +34 93 514 39 97 si está en el extranjero.

Descargo de responsabilidad: este artículo no es un asesoramiento concreto ni se actualiza con los cambios de normativa, para obtener asesoramiento legal actualizado que sea relevante para su caso, póngase en contacto con nuestros abogados de Barcelona y Madrid.

Piñera del Olmo

Granada del Penedès 10, entlo
08006 Barcelona

Teléfono: (+34) 93 514 39 97

WhatsApp: (+34) 675 58 14 62

Emailrpinera@pineradelolmo.com