Modificar su configuración Aceptar cookies

Contacta con nosotros

El Código Penal recoge varias conductas delictivas en relación con el derecho a la intimidad personal y familiar. En determinados supuestos, se puede cometer un delito, por ejemplo, mediante la captación de y difusión de la imagen personal sin el consentimiento de la persona.

Asimismo el delito puede verse agravado en función del sujeto que lo realiza, de quién sea la víctima, de la naturaleza del contenido revelado y de la existencia o no de ánimo lucrativo.

El Tribunal Constitucional, se refiere a tres elementos fundamentales para valorar si existe un ataque al derecho a la intimidad: la veracidad de los datos (en caso de datos falsos, en algunos supuestos, podríamos encontrarnos con un delito contra el honor); la relevancia pública de la persona ; y el interés público informativo de lo revelado.

Como puede observarse, hay multitud de detalles a tenerse en cuenta y que son fundamentales para saber si ha ocurrido un delito contra la intimidad, por lo que conviene estar asesorado por abogados penalistas con un amplio conocimiento de la materia y experiencia en este tipo de asuntos.

En nuestro despacho de abogados contamos con penalistas que pueden ayudarle a obtener la mejor resolución en cada caso. En caso de haber sido denunciado o creer que ha sido victima de un delito contra su intimidad, póngase en contacto con nuestro despacho.